miércoles, 2 de enero de 2019

RESEÑA DE 'EL SÍMIL: DÍA DEL LECTOR' (J.Carlos Fernández)







por J. Carlos Fernández





¿Quién dijo que hacer reseñas es fácil? Bueno, en algunos casos si que lo es, o lo parece, y en ocasiones puede incluso dar la impresión que se pasa un poco por encima de la obra con el consiguiente desespero del Autor. En este caso y en el momento de poner en orden las ideas para reseñar este estupendo trabajo de Víctor Fernández, autor también de innumerables relatos, un libro de fantasía ( Mago ) y, sobre todo, trabajos profundos y reflexivos en el ámbito de la salud mental como son La Cabaña y La Taberna, los cuales ya tuve el placer de reseñar en su momento.
                
He tenido conocimiento de este trabajo desde sus inicios y después de leerlo una primera vez me enteré de la iniciativa de lectura conjunta < aplausos para ella > así que he preferido acometer una segunda lectura aprovechando estos días y cazar esos típicos detalles que muchas veces pasas por alto inadvertidamente.
                
La estructura del libro está basada en historias individuales que nos conducen a escenarios recreados en una serie de espléndidas películas que han marcado época en el transcurso de estos años pasados. Lejos de explicar o copiar sus argumentos utiliza magistralmente sus escenarios para situar ahí a sus protagonistas hilvanando sus vivencias y vicisitudes. Dejo a los lectores el descubrimiento de esos filmes en los que se basan y que están muy fielmente recreados.
               
Una primera historia magníficamente ambientada nos lleva al horror de una guerra fiera y cruel donde las fuerzas del mal arrasan y queman todos los confines de un reino haciendo recular a los supervivientes a una fortaleza donde se desarrollará la última y definitiva batalla. En este caso el protagonista es Tylerskar y su eterno enfrentamiento con el Monstruo, con los niveles de crueldad y desasosiego que normalmente acompañan a esos encuentros ya plasmados en otras obras del Autor.
                
En la segunda historia aparece un nuevo personaje femenino < Rebeldía >, una, o por lo menos así me la imagino yo, espléndida mujer que se cuela en el fabuloso elenco de personajes que asiduamente acompañan a Tylerskar en sus aventuras y desventuras. Rápidamente nos percatamos de la fuerte personalidad de este personaje y del propósito firme y decidido que se ha marcado, la derrota del Monstruo , ese Ente que una y otra vez aparece destrozando todo lo conseguido por Tylerskar y lo devuelve al principio de un camino cuesta arriba que parece no tener fin. Rebeldía se une así a los ya conocidos y emblemáticos acompañantes de Tylerskar que ya en otras obras del Autor nos han deleitado como son Experiencia, Resolución, Rectitud, Conciencia, Esperanza, ilusión y alguno más que seguro me dejo en el tintero. Dura, fría y reflexiva Rebeldía acomete su andadura vital en las historias que conforman esta obra.
                
Es al final de cada historia donde los símiles nos recuerdan la carga psicológica y la relación de la obra con el mundo de la salud mental aunque en los relatos rápidamente se puede intuir. Sin embargo, y a diferencia de otras obras del Autor, el desarrollo de las historias conforman un escenario propio y singular haciendo de su lectura un proceso atractivo y ágil. No solo eso, las historias consiguen despertar un desfile de sentimientos y emociones que te integran en ellas, haciéndote partícipe de las vicisitudes de los protagonistas. Es difícil no enternecerse cuando los protagonistas de las desventuras son niños y aquí hago una mención especial a la historia de Joel y Tyla, una historia con una narración exquisita.
                

No voy a explayarme más en la recreación de las historias. Este es un libro que recomiendo especialmente por muchos motivos, entre los cuales está la magnífica descriptiva escénica. La prosa está especialmente cuidada y sin perder profundidad consigue ser amena y que no te cueste ir hilvanando la trama subyacente. Es aleccionador observar como el Autor con el paso del tiempo gana enteros y se sitúa en un nivel equiparable a escritores de talla mundial.
                 
Dejo para el final el tema que abordan los símiles. La salud mental, más concretamente el trastorno bipolar, y como sus diferentes fases afectan en el transcurso de la vida. El Autor ya ha recreado este tema profunda y brillantemente en sus anteriores obras “ La Cabaña “ y “ La Taberna “, la diferencia estriba, a mi entender, en su conocimiento mucho más profundo de las particularidades del trastorno y de cómo afecta sobremanera en sus diferentes fases los procesos creativos y vitales. Es pues un libro que interesará mucho a los espíritus inquietos y a los lectores que quieran profundizar en el mundo de la salud mental en todas sus perspectivas, puesto que da claves y explicaciones que pueden servir de ayuda en muchos ámbitos. Pero asimismo este es un libro para lectores que quieran disfrutar, en mi humilde opinión, de un trabajo brillante y ágilmente ejecutado.
                

En definitiva este es un espléndido libro donde salen a la luz los resultados de la fantástica progresión literaria de Víctor Fernández al que aprovecho para felicitar sinceramente y cuya lectura recomiendo sin ninguna duda.
                
Saludos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 29 de octubre de 2018

Reseña de 'La taberna: Una libreta para el recuerdo' (Eva Gavilán)





RESEÑA DE 'LA TABERNA'

por Eva Gavilán

Para leer la reseña en Goodreads sigue este enlace



Desde el prólogo quede enganchada. Si la cabaña me inquietó la taberna me hace arañar la esperanza.
Joel se ve ungido en esta entrega por el don de la ubicuidad. Su mente lo transporta al lugar adecuado en el momento preciso. Ahí donde debe encontrar las respuestas que busca incesante. Joel se daña a si mismo a través de sus notas, de sus sentimientos y su fuerza de voluntad. Hurga en el pasado y escudriña el futuro jugando su propio laberinto y guiando al lector al final anhelado.
El símil de la anaconda acechando su integridad y la ayuda de sus muletas en forma de los mismos personajes de la cabaña nos dan a entender que el apoyo lo consigue a base de su fuerza de voluntad. El escritor aflora defendiendo su propia determinación
Etapa de catarsis. Auto conocimiento y auto curación. Determinación y conocimiento de los factores externos e internos que perturban la tranquilidad y el sosiego.
Cuando comienza en la historia la parte biográfica abierta y sincera la angustia del lector se ve recompensada por los logros del escritor. La transformación que sufre llenando espacios con actividades productivas, con creatividad e inventos, son la parte interesante del problema que se va superando.
La certeza de que la tormenta volverá a aparecer hace que ubiques el faro que te va a iluminar cuando llegue el momento de aferrarse a La Luz que te conducirá a puerto seguro. Sabia reflexión.
El autor juega en primera persona, salta hablando en tercera. Surgen consejos dentro de la historia, vivencias, reflexiones. Va y viene transformándose en víctima y protector. Bañándose en bálsamos de conocimiento definitivamente esa es la clave conocerse a sí mismo y desmenuzar sensaciones, temores, fijar metas y alcanzar proyectos. La escritura, el verbo, la palabra hacen navegar a Víctor, a Joel y a los personajes *intangibles* por el mar de la esperanza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reseña de 'La Cabaña' (Mar Jurado)





RESEÑA DE 'LA CABAÑA'

por Mar Jurado

Para leer la reseña en Amazon sigue este enlace






Nos encontramos en un escenario donde se encuentran varios protagonistas como son niño, adolescente, hombre y anciano que no hace más que escuchar a cada uno de ellos y leer los anexos que han escrito y que son lo que enriquecen a la historia.
La bipolaridad está presente en la obra, haciéndonos ver cómo transcurre en cada uno de ellos y su significado.
La cabaña y la hoguera tan presente y tan significativa a la vez, los pensamientos, las sensaciones, todo queda reflejado en un libro que no deja de ser y de expresar lo que una enfermedad puede llegar a ser, a sentirse, a destruir, a significar...
A través de la evolución de los personajes por esas distintas etapas, podemos comprender mejor por medio de sus palabras, sus emociones, pensamientos, reflexiones, actuaciones..... y qué mejor que a través de si mismo, lo que es la enfermedad.
Equilibrio, esperanza, soledad, melancolía, ascenso, descenso, sueños, alcohol... Son algunas palabras claves para dar sentido a esta situación que cada uno captara de una forma diferente conforme vaya leyendo.
Una situación difícil, a veces enrevesada que intentas descifrar e incluso a veces volviendo a releer con el fin de comprender a través de sus líneas lo que el autor nos quiere transmitir.
Me quedo con esta frase "solo quiero informar de que he sobrevivido a la mayor batalla que voy a librar en toda mi vida".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...